Mis Principios Políticos:

  • El tiempo es superior al espacio. Este principio invita a pensar a largo plazo, a comenzar a sembrar lo que llevará muchos años transformar. Nuestro país ha perdido hace tiempo la capacidad de proyectar. Como sociedad y como dirigencia política nos ahogamos en el día a día. Las cosas urgentes son importantes, pero debemos atenderlas sin perder de vista el largo plazo y la trascendencia que debe tener un proyecto de país, más allá de los momentos y las personas.
  • La realidad es superior a las ideas. Las ideas no se pueden desligar de la realidad, deben ser la guía para intervenir en la realidad pero la política tiene la misión de mantener un diálogo constante entre ambos. Para ello, el contacto con la gente, el diálogo y la discusión permanente que ponga en crisis los conceptos, son herramientas fundamentales.
  • La unidad es superior al conflicto. Los puntos de unidad siempre son mayores a los puntos en tensión. La tensión existe y es permanente en la naturaleza humana, pero se debe hacer hincapié en los puntos de unión para superar los conflictos existentes. La política debe tener esta actitud propositiva para poder brindar soluciones justas a la sociedad.
  • El todo es mayor que la suma de sus partes. Esto se aplica internamente al buscar enriquecer la mirada con nuevos puntos de vista. Tener una mirada integral siempre es mayor que las miradas particulares y aisladas. Y a su vez considerar el bien mayor que constituye el bienestar social por sobre los intereses particulares.
  • El centro de la política es el ser humano. Toda política pública debe tener por centro de acción a las personas y procurar garantizar sus derechos y mejorar su calidad de vida. La política debe servir para ayudar a las personas a ser mejores y tender a su desarrollo integral.
  • Justicia social. No hay bienestar en una sociedad que cuenta con postergados y sectores de extrema vulnerabilidad. La justicia social como criterio igualador de oportunidades debe ser una bandera irrenunciable.